Ciudad de México, 22 de agosto de 2016

LA VISIÓN DEL PRD SOBRE LA CONSTITUCIÓN DE LA CDMX ES QUE DEBE SER PROGRESISTA, HUMANISTA, AMBIENTALISTA, FEMINISTA, PERO SOBRE TODO DEMOCRÁTICA

Asambleístas constituyentes electos y designados por el Partido de la Revolución Democrática reconocieron que es facultad del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentar el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México hasta el 15 de septiembre, pero coincidieron en hacerle un llamado a que pueda darlo a conocer antes de esa fecha para que principalmente la sociedad capitalina y las y los diputados constituyentes puedan analizarlo, comenzar a trabajar sobre dicho texto, a fin de que su divulgación contribuya a que crezca el interés ciudadano hacia el proceso constituyente y en consecuencia opinar e involucrarse en su discusión.


La constituyente Katia D`Artigues enfatizó que es muy importante que -al igual que ellos- la ciudadanía conozca los grandes temas y artículos que integrará la Carta Magna local, para poder provocarles el entusiasmo que debe generar entre los habitantes de la ciudad un hecho de esta relevancia.


“Quisiéramos que se diera a conocer la información lo antes posible, reconociendo que el Jefe de Gobierno puede decidir no darla a conocer hasta el 15 de septiembre, pero creemos que es muy deseable por la ciudadanía que expliquemos cuáles son los temas que vienen. Por qué la importancia de que estén ahí y de qué manera podría cambiar la vida de la Ciudad, no en el corto pero sí en el mediano plazo”, precisó.


En conferencia de prensa posterior a una mesa de trabajo, el presidente del PRD local, Raúl Flores, dijo que “para no caer en ninguna improvisación” al arranque de los trabajos de la Asamblea Constituyente, las y los perredistas constituyentes ya están elaborando planteamientos concretos en torno a varios temas, entre ellos el reglamento interno, la paridad de género, el respeto a los derechos humanos, la política de alianzas, derechos humanos y derecho a la libre manifestación, entre otros.


En su turno, la senadora Dolores Padierna, al hacer un planteamiento respecto a las alianzas en el seno del constituyente, señaló que la visión que tiene el PRD sobre la Constitución de la Ciudad de México es que debe ser progresista, humanista, ambientalista, feminista, pero sobre todo democrática, por lo que adelantó que desde dicho espacio buscarán los acuerdos necesarios con todas las fuerzas políticas, pero sobre todo con las aglutinadas en la izquierda, para conseguir que la capital del país siga manteniendo su carácter vanguardista.


“Consideramos que este documento, una vez que lo presente el Jefe de Gobierno, tendrá que ser un documento consensado por el resto de los constituyentes, para lo cual hemos acordado buscar los acercamientos necesarios, porque es un documento que se tiene que aprobar por mayoría calificada de las dos terceras partes de sus integrantes y requiere de un intenso trabajo de cabildeo y diálogo entre todos y cada uno de los constituyentes. Nuestro papel como partido en el gobierno es que el proyecto pueda enriquecerse con conceptos progresistas. Vamos a estar trabajando para lograr esa mayoría calificada”, añadió.


Recordó que los partidos de izquierda que compitieron en las pasadas elecciones de 2015 pueden obtener por sí mismos las dos terceras partes necesarias.


Por su parte, Tobyanne Ledesma, hizo un nuevo exhorto a que las personalidades que están pendientes de ser designadas por parte del Ejecutivo federal y local y también por el Legislativo para integrarse al Constituyente deben cumplir con el principio de paridad. Recordó que el 11 de julio el PRD lanzó un primer llamado a cumplir con dicho trámite y que el 11 de agosto pasado, junto con mujeres de otros partidos, se realizó una petición similar, sin que a la fecha haya habido una respuesta formal.


En su turno, Roberto López informó que los perredistas ya iniciaron trabajos para presentar a más tardar el viernes 26 de agosto una propuesta de reglamento para el trabajo de la Asamblea Constituyente, a fin de que el debate de las ideas sea un proceso ágil que permita la libre discusión, en el que debe estar presente el modelo de audiencias públicas, pues enfatizó que la Constitución debe incluir la consulta, la opinión y la voz de sectores de la sociedad civil. Recordó que una vez conocido el proyecto del Jefe de Gobierno los constituyentes cuentan con 10 días para discutir el reglamento del que se desprenderán cuántas comisiones se pueden organizar para optimizar los trabajos de redacción.


Respecto al tema de los derechos humanos, la constituyente Lol Kin Castañeda alertó sobre la grave intromisión por parte de las asociaciones religiosas en temas de política pública que tienen prohibido abordar por mandato constitucional. Y es que recordó que cuando la Iglesia pretende opinar e incidir en el derecho avalado por la SCJN de todas las personas a contraer matrimonio con quien deseen sin importar el género, violan no sólo los principios de igualdad y de laicidad sino particularmente la Ley de Asociaciones Religiosas.


“Nos parece preocupante el escenario que estamos advirtiendo y esta tibieza de la Secretaría de Gobernación frente al tema, que sin duda está generado un ambiente muy lamentable por la polarización social que está ocasionando”, alertó.


La activista se dijo muy preocupada porque las asociaciones están generando un falso debate sobre una posible disminución de derechos ante lo ya alcanzado en la capital del país, pero más aún por la posición que ha manifestado el PRI, que ha dicho que el tema del matrimonio igualitario no es una prioridad dentro de las agendas legislativa y del Constituyente.


Al respecto, el dirigente local del PRD-CDMX, Raúl Flores, recordó que ninguno de los derechos de las personas, entre ellos el matrimonio entre personas del mismo sexo, pueden someterse a consulta, y calificó como un error pedir la aprobación de las iglesia en cualquier tema de derechos humanos y un acto muy irresponsable que algunos partidos quieran hacer retroceder estos derechos, y que incluso partidos de izquierda como Morena no se pronuncien de manera clara por su defensa.


Sobre el tema del derecho a la libre manifestación y expresión, el constituyente Miguel Ángel Velázquez dijo que quienes expresan su inconformidad a través de marchas y plantones, como lo hacen los integrantes de la CNTE, no lo hacen por gusto sino por necesidad, por lo que la posición de los constituyentes del PRD es en contra de la represión y de ejercer la violencia en cualquiera de sus formas.


“Le pedimos al Gobierno Federal que deje de administrar ese conflicto y lo resuelva ya, los elementos están dados para ello, los bloqueos y afectaciones económica que estamos viviendo son producto de un mal gobierno federal y en varios estados, y es a ellos a quienes debemos exigirles justicia y que cumplan con sus obligaciones para atender las diferentes demandas de la sociedad.”


El constituyente Humberto Lozano, desde su posición como representante de los empresarios de la capital, se manifestó por una solución definitiva al conflicto magisterial, por lo que pidió a las partes no radicalizar el problema. También se manifestó por la no violencia, pues dijo que con esas actitudes no ganan los maestros ni pierde el gobierno, sino la infancia por la falta de calidad en la educación.


“Conozco que algunos han pedido mano dura en este conflicto, pero en lo personal opino que si llega la violencia no será porque nosotros lo pidamos, es una prerrogativa del gobierno y así se los dejamos saber a Gobernación. No es la Iniciativa privada la que está pidiendo el uso de la violencia. Si bien algunos líderes empresariales han salido a pedir que el gobierno actúe, tampoco pedimos la radicalización del problema, es decir en lo que estamos de acuerdo es en la no violencia y también estamos a favor de una solución definitiva”.


El dirigente perredista, Raúl Flores, fue más allá y dijo que el gobierno federal está obligado no sólo a mantener el diálogo, sino a hacerlo público, pues destacó que a ciencia cierta no se sabe en qué condiciones se está dando esas reuniones.


“El llamado es a que -aún bajo visiones distintas- no debe haber represión, no debe cesar el diálogo, tiene que ser abierto a la sociedad, pues la educación es algo que nos interesa a todos, donde los derechos de los trabajadores tienen que ser protegidos y no deben ser usados como vía de chantaje”.


Recordó que el derecho de manifestación es un derecho constitucional, por lo que el ideal de izquierda no es que la gente marche sino que se respete el derecho de libre manifestación. "Lo que buscamos es que el Estado no obligue a la gente a recurrir a marchas y protestas para luchar por sus derechos, sino que el gobierno cumpla respetando los derechos y atendiendo en cumplimento a la Constitución Política Federal, de manera pronta y eficaz las demandas de la gente y privilegiando la concertación y el diálogo.

 

Copyright 2014 - PRD-DF - By JICT